22 de agosto de 2008

¿Qué comemos hoy?

He decidido escribir este artículo después de haber caído en mis manos el documental "¿Qué comemos hoy?". Os lo recomiendo, tras verlo te planteas cual es el límite que el hombre pondrá a la hora de producir alimentos. Parece ser que casi todo vale a la hora de producir, producir y producir, saltándote las reglas básicas de la naturaleza.
Intentaré hacer un resumen, dando los dos puntos de vista que se expresan en el documental: Producción tecnificada vs. producción ecológica.
Una vez visto el documental te planteas el elegir algún que otro producto ecológico en tu compra diaria, claro está, siempre que los precios de estos últimos no sean abusivos.

Producción TecnificadaProducción Tecnificada
Es una producción moderna adaptada a las demandas de consumo y cambio climático.Utiliza nuevas tecnologías: energía solar, gestión de recursos hídricos como consecuencia de la falta de lluvias, plantación en espacios reducidos, etc.
Invierte dinero en conseguir variedades mejoradas: mejores texturas y colores, que satisfacen una mayor demanda e incitan a un mayor consumo.
La disposición de estos productos se alarga durante todo el año sea o no su temporada.
Utiliza determinadas especies y géneros para aumentar la rentabilidad (Ej.: más peces hembras que machos en piscifactorías).
Satisface demandas alimentarias fundamentalmente en cantidad, bajando la calidad de los productos.
Alta productividad en muy poco espacio, asegurando una fuente estable de alimentos al tiempo que aumenta la población. Se realiza a veces a costa de utilizar productos químicos y medios de crecimiento artificiales que aceleran el desarrollo del producto.
Alto consumo de fertilizantes que, de utilizarse de forma indiscriminada pueden poner en peligro determinadas especies.
Orientada fundamentalmente a la cantidad -“más producto en menos tiempo”- y al consumo, evitando el encarecimiento del producto.

Producción ecológicaProducción Ecológica
En este tipo de producción se recuperan las técnicas tradicionales. No emplea productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados -ni para abono ni para combatir las plagas-, logrando de esta forma obtener productos orgánicos a la vez que se conserva los ciclos naturales de los animales y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada.
Utiliza medios y hábitats óptimos a esos tipos de cultivos, crías, etc.
No se usan semillas mejoradas, salvo en muy pocas excepciones como la selección natural.
Produce alimentos con valores nutricionales mejores y con alta palatabilidad.
Disponibilidad parcial de productos según la temporada.
Está a expensas de la naturaleza (lluvias, suelos), por tanto tiene un bajo rendimiento por unidad de superficie.
Exige una mayor mano de obra, más esfuerzos y horas de trabajo, esto implica un encarecimiento del producto.
Orientada a la prevención, potenciando el buen desarrollo de plantas, crías, etc. y, por tanto, su resistencia natural a plagas y enfermedades.
Le da importancia a la calidad del producto, aunque esto implique su encarecimiento.
Tiene un punto de vista de cuidado, mimo y respeto a la naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails