19 de marzo de 2007

Ideas para cocinar sano

     El cocinar sano o el comer sano no significa el comer mal. Ten en cuenta que cambiar nuestra forma de comer, afectará en tener una vida más sana, mejor salud, nos sentiremos mejor y quizá ampliemos nuestra esperanza de vida.
El cocinar es una cosa muy personal y podemos utilizar diversos métodos para realizar la misma comida. Por ejemplo, si deseamos hacer puré de patata, podemos hervir las patatas, o podemos cocerlas al vapor, podemos pelarlas antes de cocerlas, etc. La opción que elijamos modificará y transformará la calidad y el valor nutricional del alimento que pongamos sobre la mesa. Aquí encontrarás algunos trucos que te ayudarán a la hora de cocinar sano.

El cocinar sano
Para llevar una vida más sana, debes cambiar la forma de cocinar. Dependiendo del método que elija, puedes potenciar o disminuir las propiedades de los alimentos. Podrías preparar una comida con unos ingredientes nutritivos pero después de cocinarlos, pudiera ser que el plato final no tenga ningún valor alimenticio.
Cuando se aplica el calor, muchas vitaminas y minerales se queman, cuanto más alta es la temperatura y cuanto más tiempo cocines los alimentos, menos aporte nutritivo tendrás en tus platos. Por tanto es importante no quemar tus comidas e intentar cocinar los alimentos en el tiempo más corto posible y con la cantidad mínima de agua posible. Por tanto los métodos como el asado o la cocción al horno, son quizás los métodos peores, pues requieren un tiempo de cocción más largo y a mayores temperaturas.

El microondas, freír o hervir son algunos de los métodos a considerar antes de cocinar. El cocer al vapor y el revolver-freír son las mejores opciones, pues permitirán que los valores nutricionales del alimento permanezcan intactos. Es también importante considerar la oxidación que ocurre en los alimentos cada vez que se cortan, pues la oxidación neutralizará las vitaminas. Por esta razón, es conveniente no cortar los alimentos hasta el momento de ser cocinados.

Condimentos
también es importante pensar en los condimentos que se agregan a los alimentos al cocinarlos.
A la hora de utilizar sal, es más recomendable la sal sin refinar del mar en vez de la sal comercial refinada, que al ser un producto altamente refinado contiene un 99,5 % de cloruro de sodio. La sal sin refinar contiene pequeñas cantidades de otros elementos naturales del mar. Recuerda que la utilización abusiva de la sal puede causar hipertensión, retención de líquidos y otras complicaciones. En vez de utilizar sal se pueden agregar otras especias para que tus comidas salgan sabrosas o agregar jugo de limón.

Utensilios de cocina
Una parte muy importante en la cocina son la calidad de los utensilios, los cuales deben estar en contacto con los alimentos. Se recomiendan materiales tales como barro, cerámicas naturales, cristal, acero inoxidable o aceros cubiertos con esmaltes antiaderentes y sería recomendable evitar utensilios de aluminio, plástico, teflón y otros materiales sintéticos. Por ejemplo, el Teflón emite humos tóxicos cuando alcanza temperaturas muy altas, y su inhalación puede producir enfermedades respiratorias, debilitamiento del sistema inmune, cáncer, depresión, asma y otros problemas de salud.

Más cosas a considerar
Para cocinar es bueno elegir aceites vegetales de calidad, evitando grasas hidrogenadas, las margarinas refinadas y los aceites de grasa animal. Los aceites hidrogenados son aceites manufacturados y diferentes estudios han encontrado que atacan las arterias con un alto riesgo de enfermedad cardíaca, de los riñones, del hígado, del bazo y del intestino.
En tus recetas de bollería intenta usar menos harina blanca e introduce más fibra, agregando el germen del salvado y harina de soja.
Se deben evitar los edulcorantes artificiales ya que estos son productos químicos manufacturados. Utilizar la miel, los zumos de frutas frescas o el jugo evaporado crudo de la caña de azúcar, son buenas alternativas al azúcar.

Complementa tu dieta con frutas y verduras frescas y evita en lo posible las congeladas o en conserva.
Elige productos ecológicos 100% que están libres de fertilizantes, de pesticidas y de herbicidas químicos.
Debes comer una ensalada diaria preparada por ti mismo con productos naturales.
Recuerda que almacenar los alimentos hace que pierdan sus vitamina y su contenido mineral. Recuerda también que no se deben mantener sobras en el frigorífico durante más de dos días. En lugar de mantenerlas en el frigorífico, debes intentar congelar tus sobras enseguida, tan pronto como el alimento se haya enfriado.

Puede ver el artículo original en:
http://www.articlecity.com/articles/food_and_drink/article_1608.shtml
About The Author
Izzy Morgan offers Health Articles on Nutrition and other health topics at her website http://www.forhealthtips.com/

2 comentarios:

  1. comer sano ya n oe solamente una idicación médica, és un estilo de vida
    en mi sitio www.companiadesabores.com encontraras ebooks con selecciones de recetas aptas para diebticos, con conteo de carbohidratas y sanas y saludables. ademas puedes descargar un ebook gratis!
    chef majo liat

    ResponderEliminar
  2. recomiendo un food Coaching, ideal para olvidarse de dietas! www.menudavida.info

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails